Si bien estamos muy lejos de ver a los androides de alta tecnología tal cual lo hacemos en las películas, esta puede ser la primera de una raza de robots con una gran inteligencia y apariencia humana. Como vemos en el video, Aiko, el androide es capaz de saber si la estás lastimando, cuando tocas un pecho del robot también parece que no le gusta.

Puede decirte el tiempo, establecer una conversación, posee capacidad para aprender, diferenciar colores, comidas, bebidas y más.

El inventor canadiense Le Trung se ha evitado todos estos problemas al construir una muñeca robótica llamada Aiko, que lo hará feliz sin protestar cuando juega World Of Warcraft hasta las 4 de la madrugada.

Le Trung no se anduvo con rodeos. En lugar de buscarse una novia, o quizás luego de buscar una y no encontrarla, tomo su caja de herramientas, un buen puñado de componentes electrónicos y un álbum de fotos de una ex novia vietnamita de su juventud, y construyó Aiko digámoslo sin rodeos, es un robot mujer, con una función absolutamente clave para Trung: la de compañera sexual.
Aiko es, al menos para su trasnochado inventor, “la mujer perfecta. El fembot mide 1.52 centímetros de alto, tiene 82 centímetros de busto 57 centímetros de cintura y 84 centímetros de cadera. Dicen los que saben que aparenta tener unos 33 años de edad, y lo mas retorcido de todo, es que su cara y aspecto general está calcado del de una ex novia del rompecorazones (robóticos) Le Trung que, como él, nació en Vietnam.
Según Le Trung la experiencia de interactuar con la robot es única, ya que nadie esperaría una calidad de respuesta tan natural de una androide.
 Pero si eres un adulto, la puedes pedir especialmente configurada para que responda a tus particulares preferencias sexuales, e incluso, puedefingir un orgasmo. Lo que se dice, ¡una robot totalmente realista!

Anuncios